Aprendiendo a tocar el piano, canta, aveces escribe, ama el arte, danzarín.

 

Dulce, frió, color.

Me asome a toda prisa por el balcón de la habitación, con la gran ilusión de volver a verlo pasar, justo como cada tarde, a la misma hora, mi corazón se agito, en el momento en que se detuvo y subió la mirada, miro fijamente mis ojos lanzo una tierna sonrisa y suspiro, continuo su paso ligero hacia su destino, fue la ultima vez que lo volví a ver, todos los días ansió volver a ver aquellos ojos marrones que brillaron al momento de juntarse con los míos , esa tierna mueca que esbozo al ver mi cara colorada, aun espero con ilusión de correr hacia la calle y darle un gran beso, algo que no pude hacer en ese momento.

-

La noche suspiro una vez mas y en el olvido se quedo aquel día lleno de mucho color, quizás no vuelva a verlo, solo el destino lo sabrá, solo me queda su dulce aroma, el brillo de sus ojos.

Consecuencia a media madrugada.

Decidido a comenzar de nuevo, mirando sus pies juguetear con la sabana, llego el recuerdo de aquellos ojos, esos ojos que devolvieron un poco de esperanza a su corazón decolorado, queriendo oír su voz pensó en llamarle, pero no salio ninguna palabra que alimentara la valentía que se había esfumado, pensó en escribir una pequeña carta expresando su sentir, pero el papel siguió en blanco, sin ninguna palabra que pudiera explicar las inmensas ganas de volver a abrazarlo, decidió esperar, esperar tan solo una señal, temiendo no haberla perdido.

Penúltimo suspiro de media noche.

Por qué siempre que decido abrir mi corazón al amor sucede lo mismo? Me hago falsas ilusiones y termino con el corazón mas dolido. Debo dejar de hacerme falsas ilusiones, debo dejar de entregar mi ser.
Se siente tan bien escuchar latir al corazón tan agitado por la esperanza de encontrar a alguien “especial”, lo malo es que se detiene con mucha facilidad, poco a poco se desvanece en el abismo de la soledad, extraño aquel pequeño sonido que generaba al estar a tu lado, espero que vuelva a sentir la calidez de tu cuerpo rozando el mio.

Esta noche decido no volver a caer con tanta facilidad y entregarme, no prometo nada, yo no soy así, mi corazón suele ser tan blando, que probablemente en el siguiente beso se derrita y susurre por ti. 

Ilusión

Sentado en la penumbra abismal de su habitación, pensando en aquello que lo hace inmensamente feliz, recordó el preciso momento de su niñez en que decidió lo que quería ser, lo que lleno su ser de inmensa pasión y alegría, el momento en que la música entro en su vida e hizo vibrar su corazón.
Nunca mas volverá a dudar en ese pequeño lleno de esperanzas e ilusiones, ese pequeño soy yo, siempre lo recordare.

-Su corazón

Sus Ojos

La fragilidad se mira en mis ojos, dulces e inquietos de conocer mas allá de la realidad que observan, deseosos de conocer aquel anhelado ser lleno de misterio, que lanza miradas inquietantes y llenas de luz, buscando algo en la inmensidad del espacio, escuchando una voz que entona una dulce melodía llena de sutil alegría proveniente de aquel que lo observa.